domingo, 20 de junio de 2010

Aktúa


Viñeta de Kalvellido, copiada de Insurgente.

19 comentarios:

Anónimo I dijo...

El abandonador

No soy. No puedo: No siento.
No crezco. Yo apenas corro.
Me vuelvo llaga, la forro
con los tatuajes del viento.
Me quedo sin cruz. Presiento
la arena en mi boca. Digo
que si no soy un castigo
soy el que pone la cara
y cruje cual quien dispara
y termina en enemigo.

Depongo el morral, mi caza,
el desafío, un garrote,
una misa, el sacerdote
del café: la mustia taza,
el doble seis y la traza
que nos consume, y el centro
de mi pecho, donde encuentro
los abismos de otra mano.
¿No ves que soy un humano
lleno de piedras por dentro?


Huellas dactilares

Voy liberando
fotografiados escondites
toneladas irreverentes
de desempleados caprichos
déficit de duras sustancias

Entrampados
mercados de rencores
Angustias devaluadas
Rebozados aguaceros
de totalitarias sombras
de empecinados sueños
Derrotas embelesadas de antemano

Hoy
sale la palabra desplegando
su abultada carga de símbolos
a tomar el sol de la noche
su pan de cada día...

Y todavía alguien hoy
persigue sus corrientes…


Estoy cansada de enhebrar el agua

Estoy cansada de enhebrar el agua
los sueños no superan la realidad
y agonizo junto a mi cadáver
que se levanta a media noche
para mirar si aún respiro.

Anónimo II dijo...

Así es ella, me dije...

Así es ella, me dije;
es la alegría remota y honda
que de pronto llega a despejar
el nudo que se debe desanudar
en la penumbra inquieta.

Noche y albor, me dije,
todo llegó a mi corazón por ella;
llegó el sabor oculto del deseo,
el presagio de ardor que en mí resuena.

Es mi cuerpo, me dije,
reconociendo su esplendor en ella,
el bosque entero de mi sangre,
el pulso y el latido secreto de su fuerza.

La imagen que conservo
de las verdes raíces de mi tierra;
ella es el tiempo mío,
el del verano en el regazo inmóvil de la siesta.

Así mismo, me dije,
es su fulgor herido en la belleza,
ella es el largo trecho recorrido
surtiéndose de entraña y sementera.

Ella es así, me dije,
callado abrigo que abrigó mis huellas,
el justo sueño que escogí en la lucha,
la libertad por la que canto es ella!


Mi madre murió un invierno
y el tiempo se fue con ella,
mi otra madre en el momento
de todas las fiestas del verano
y ya no supe sonreír,

yo vivo todavía
pero no soy la misma persona,
me quedan generaciones
futuribles de perfecta genética,
destino del alimento y la sed
de todos los sentidos

y así es la vida..., lo de siempre
aunque es otra forma de vivir,

el presente inusual adquiere
un a veces, mas son matiz
las horas que se entrelazan
porque sí, y sólo la reflexión
despierta en mí anhelos,
ahora que no sé ni qué soy
sólo que he sido..
aquello que era el amor
y ésto que pienso están
recomponiéndose,
entre un día y su noche
espero al fin consiga,
sin tardar, encontrarme
conocerme de nuevo,

por de pronto casi tengo otra sonrisa
que aparece en cada suave sacudida
y la trabajo a conciencia,
es una sosegada voz de musa
está viva en el aire de las cosas,
tan invisible como generosa
atesora la voluntad cognoscitiva,
se deja querer, me alienta.


Aunque él lo dijo
todavía
me enternezco
cuando pienso en él.


En vuelo

Amordazarte
a besos...
Furioso
de ternura,

con pasión,
amarte mordaz...
Elevarte
en vuelo sin nube...

Vista en la sombra.
El ojo iluminado.
El dulce labio

al deleite dado
con la limpia gracia
del vivir gozado.


Diez definiciones de poesía

1. Poesía es una proyección en el silencio de cadencias ordenadas a romper ese silencio con definidas intenciones de ecos, sílabas, longitudes de onda.
2. Poesía es el diario de un animal marino, viviendo en tierra, deseoso de volar en el aire.
3. Poesía es una serie de explicaciones de la vida, perdiéndose en horizontes demasiado rápidos para explicaciones.
4. Poesía es una búsqueda de sílabas para arrojarlas a las barreras de lo desconocido y lo inconocible.
5. Poesía es el teorema de un pañuelo de seda amarillo anudado con acertijos, encerrado en un globo de colores atado a la cola de una cometa volando en un viento blanco contra un cielo azul en primavera.
6. Poesía es el silencio y la conversación entre la raíz de una flor que se debate bajo la tierra y el soleado capullo abierto de esa flor.
7. Poesía es el aparejo de la paradoja de la tierra acunando la vida y luego sepultándola.
8. Poesía es una inscripción fantasma que dice cómo son hechos los arcoíris y por qué se van.
9. Poesía es una síntesis de jacintos y bizcochos.
10. Poesía es el abrir y cerrar de una puerta, que deja conjeturando a los que miran sobre lo que se ve por un instante.




Otilio Carvajal, Belia Segarra, Sylvia Rodríguez Bravo, Elvio Romero,canción Chippewa, Vicente Rodríguez Nietzsche, Carl Sandburg/v. A. Calabrese

Anónimo dijo...

..."y vuelve, vuelve,
atraviésame a rayos
hazme otra vez una llave turca
pondremos el tocadiscos para siempre
ven con tu boca de infiel
con tu pedrada
y júrame
que no estoy muerta
yo te prometo
amor mío
la manzana"
..De Carilda Oliver, "Discurso de Eva"
..
"se deja querer, me alienta"
es precioso! espero que el que lo escribe deje su rastro....hay algún blog que podamos visitar??

Salud a todos.
Salud a Carlos.
T.
(somos unos anónimos...)

Poesía..
os remito a una entrada de este mismo blog (2007)....Carlos escribe: "La poesía no es estructura gramatical, sino alquimia de la mirada, un nodo del mundo, un trasposón genético, una apariencia elíptica y suprema que origina y permite vivir. Es un estado de ánimo, como un ánimo de estado, "alma de estar", o una dictadura de amar puro, una flor excremental dónde muere el hombre y habla el universo en expansión, el pluriverso reprimido."
.
BESTIAL Y ESENCIAL, a mi se me grabó en la retina.

Anónimo dijo...

sE me olvidó! "El abandonador" también podría dejar un rastro...
"estoy cansada de enebrar el agua"
el verso violento.

T.

Anónimo dijo...

"está viva en el aire de las cosas"

Sigo y sigo leyendo a los dos anónimos. Me elevan en vuelo sin nube.

Déjame seguir la estela, donde se suspende el canto de la sirena.
La transferencia.
Las palabras, luz y fuego.
T.

Una valkiria
con nombre de flor
ha sido herida de muerte
atravesado el corazon.

Tu amor,
una odisea princesa,
un lugar para renacer.
Tu amor,
toda la primavera.

Quítate lo que te pesa
vuelve a mirar lo que te rodea
y querida, reenamorate de
tu sed de absoluto.

Respirar de tu boca
Comer de tu raíz
hasta que me crezcan flores entre los dedos y amor, yo te llueva el
corazón de pétalos.
Corazón de pétalos.

T.

Anónimo dijo...

"está viva en el aire de las cosas"

Sigo y sigo leyendo a los dos anónimos. Me elevan en vuelo sin nube.

Déjame seguir la estela, donde se suspende el canto de la sirena.
La transferencia.
Las palabras, luz y fuego.
T.

Una valkiria
con nombre de flor
ha sido herida de muerte
atravesado el corazon.

Tu amor,
una odisea princesa,
un lugar para renacer.
Tu amor,
toda la primavera.

Quítate lo que te pesa
vuelve a mirar lo que te rodea
y querida, reenamorate de
tu sed de absoluto.

Respirar de tu boca
Comer de tu raíz
hasta que me crezcan flores entre los dedos y amor, yo te llueva el
corazón de pétalos.
Corazón de pétalos.

T.

Anónimos dijo...

hola T, agradecer tus cariñosas palabras y celebrar te agraden esos versos... blogs..., sí tenemos algo por ahí aunque todavía inconcluso, avisamos cuando sea

''reenamorate de
tu sed de absoluto''

sublime...

Anónimo dijo...

sublime...
mezcla de horror y de belleza.

nos leemos. avisa cuando sea :)

...
ya no queda más
que el verso atravesado
la mirada ausente
y no quiero asustar
...

T.

Anónimo dijo...

Hi T, tus palabras me hicieron pensar, recordé algunos textos de hace años, los escribo, hasta otra


Dices que he vivido tanto tiempo entre sombras de identidad...


Se sintió valioso
ajeno al vápulo,
en el mar de las veces;

al ser que creó el instante
con la modesta intención
de descansar en la noche.

Al alma incapaz de vivir
en ausencia del amigo.

)de humanos de buenas costumbres(


Estoy esperando dos mitades de una luna
tras el rayo ecuánime, donde el sol se transporta.

Alzar el sentir según tu limbo,
Luna que te creces en el beso
de un Sol dejado a querer,
luego se abraza cuerdo al tiento
asido al soslayo de su timidez, y son-
ríe otoñal como acuarela de amantar,
y otras veces gravita cual geometría,
ristra ambarina de excesos y deseo.

Y ver desmayarse la lengua de un púlsar
en los ojos, que el pudor llevó al contraste;
aquella mirada habría ahondado diligente
también a esperar de noctámbula ruta,
bitácora indistinta
para él sol y en su luna,
polifonía de cabotaje.

...

Abrid la esperanza
día y noche
astronómicos,
se crea, se increa, se crea,
a partes iguales.


El cerebro percibe
el cerebro imagina,
sacos químicos, gesto
de identidad, neuronas
a pulso acumulan felicidades
dicen, alucinaciones cuánticas,
combinaciones azarosas y
simultaneidad de estados y tareas,
las proteínas, otra vez.

Anónimo dijo...

amanezco y él, tú, mi amante
descansa, sueña con sentido
mientras, un todo arraiga la vida,

leal embrujo que colma la marmita
de besos revoloteadores del anoche,
labios del siempre, mimar galano tras

recorrido somático, halagándote
natura, acunar las lumbres fértiles,
verter la cadencia pura en el lecho,

lindo aroma a dicha, a costumbre,
al gemir en mirada reconociéndole
se habitan en el deseo del todavía,

imagen radiante, glotona, su risa,
desnuda un te amo dulce alborada,
traduce el apremio hasta entregarse




Vacío

cuenta tiempos
y no me olvides,
diezmo al dormir.
Trazo
ojos dulces
vengo
de un 'duelo al sol',
trecho que anduve
todo de un aliento...

Arar la rueda
del innatismo.

Respiras
hambre real.

Sol siéntete
poco estrecho,
mientras
le encuentro;
por pedirle
calor
de inventario.

Anónimo dijo...

(extractos de una narración oral)

periódicamente _


la corriente nos envolvió, quisimos correr
una ola gigante, un mar abierto, vi un niño
resurgir de las aguas, recogí a mi hijo del lodo
y cuando quise darme cuenta y orientarme,
yo ya no podía, no había nada, era un desierto.

Me sentaron en un lugar, pensé en buscar a mi hija
que había visto con las piernas ensangrentadas,
pero no pude.

Cuando llegué vi a los niños golpeados, llorando
y le dije: ¿Alonso, dónde están mis niñas y mi mamá?,
pero él no sabía nada. Perdimos tres hijos, sólo
nos quedaron dos varones.

Deforestación, precariedad, el volcán se deslizó
veinte kilómetros-, unos cinco metros de agua sucia,
el viento sopla permanentemente en la zona. Una
maestra intenta que la vida sea lo más parecida
a antes del Mitch.
Problemas de salud, faltan alimentos, de todo...,
-nos resignamos-, hierven los granos de café
en una olla; el barro se les introdujo en las cabezas,
-poco a poco nos vuelve locos / se nos sigue muriendo
la gente-. No hay trabajo. Nicaragua, el miedo- 60 minutos

( il mondo)




Soles¬

pregunto si eres real... (org.caligrama)


si yo fuese el viento
que azota mi casa y
el fuego que arde
en la comarca, entre
los montes, el rugir
de un caudal
confuso y feroz
y la tierra que ida enturbia
el dibujo, en el que se
esperaba otra gran tormenta,
pararía un momento a descansar.

Anónimo dijo...

hola,
grandes tormentas en tus versos

..y en el manto de la noche
toda tu espesura
y no viene envuelta
va expandiendo hermosura
y pasas y alumbras
y ya deja la oscuridad
de sentirse a ciegas
vuelve a brillar
la estela..

"desnuda un te amo dulce alborada"

déjame un correo ...si hay más sed de poesía.

T.

Anónimo dijo...

hi T

me parece bien
¿tu tienes correo entonces?

Anónimo dijo...

si, saramartin_88@hotmail.com

T.
saludos

Anónimo dijo...

si, saramartin_88@hotmail.com

T.
saludos

krikri dijo...

Anónimo I y II, aunque leída al vuelo (tengo mucha preocupación por la salud de un hermano), quiero decirte que me gusta tu poesía, volveré a ello. Un saludo.

Anónimo dijo...

krikri espero todo vaya bien ánimo y besos

krikri dijo...

Ufff, ha sido un susto! parece que todo se va normalizando. Gracias por tu aliento, un abrazo.

krikri dijo...

Dices:
'Hoy
sale la palabra desplegando
su abultada carga de símbolos
a tomar el sol de la noche
su pan de cada día...

Y todavía alguien hoy
persigue sus corrientes…'

Y tras leerte, he sentido el deseo de volver a visitar la voz de un querido poeta :

... y seguiré llorando hasta que Dios reúna a los dispersos,
hasta que por tierra caiga el muro de la separación.
Porque sólo entonces nos reuniremos como dos niños
que comienzan a inaugurar todas las cosas: ...
(A.W. al-Bayati, de 'Escrito en el barro', 1970)