domingo, 17 de enero de 2010

Punto de vista


(Foto de Babak Tafreshi -TWAN- )

El 'mismo' trozo del cielo (Orión) en diciembre pasado, y con un ángulo de visión equivalente. Desde la costa de Tasmania (Australia) y las montañas Alborz (Irán), respectivamente. Cuestión de hemisferios.

6 comentarios:

Mar Goizueta dijo...

La sensación de infinito al contemplar el cielo siempre me resulta muy abismante... somos tan pequeños, tan frágiles y las estrellas tan viejas, tan inmutables...

Un abrazo

Enea dijo...

Curioso cómo cambia la visión de las cosas al mirarlas desde distintas perspectivas.

He de reconocer que soy una analfabeta en estos temas, de hecho las únicas estrellas que reconozco sin problemas son las del cinturón de Orion.

Salud!

PRECIPICIO dijo...

Es curioso como sigue siendo uno de los grandes acunadores de mi conciencia.
Las estrellas siempre se suponen tan secretas en el infinito.

Me sigue gustando mirar arriba y seguir sorprendiéndome como si fuera la primera vez que me cuelo en los espejos fugaces del cielo.

Lunes difuminado.

Anónimo dijo...

Es que todo es cuestión de hemisferios...

Anónimo dijo...

qué ? contentos con el Atleti no ?
ahí ... remontando ...
besos a la afición

Tierras de Georgelott dijo...

ay! las perspectivas!
si las tendriamos en cuenta, aceptariamos las diferencias .. quizá!
saludos don
(gran constelación esa, es mi preferida jjaja)