sábado, 14 de noviembre de 2009

Atlántida



Recién regresado de la Atlántida. 
Desde Vejer de la Fra., hueco de turistas y abierto al sol blanco. Por hasta Trebujena, dónde pude saber del oro bebible que es el mosto de cada año y que anticipó cantes de tabanco y borrachera de azúcares sin resaca. Gracias a Juanmi, el Cántabro, y Jose el Zopla, alegría. A todas las miradas que eran viandas públicas, al Guadalquivir y sus marismas, y al concierto flamenco del gaditano David Palomar, que cerró la noche.
Al día siguiente, Sevilla, con su reojo místico de cofradías. La "Carbonería" quemaba recuerdos en la chimenea, cerca de la voz baja de Paco Lira; y allí mismo un 'tarteso' por devoción dilató la Sevilla más romana, y nos aquilatamos (brazos descansados) de beber y fumar.
El resto, paseos de Caños de Meca, faros del paraíso, puertos reales, cumpleaños familiares, lecturas esporádicas, manteca colorá, boquerones y acedías, humo, vigas de madera que cimbrean en el aire, acordes impropios, etc.


Nos espera la música.
(Faltó tiempo, y no pasé por la Isla; pero la Isla no se queda sola).

Salud!



7 comentarios:

Marian dijo...

Los dientes largos...

y ganas de sur. Muchas.


Un beso, Carlos!!

ILSA dijo...

Ojú, cuánto sur!!!

illeR dijo...

Vaya, has andado por la carboneria!?!?! Jooo, quien te hubiera pillado por ahí!!!

Anónimo dijo...

¿alguien sabe cómo conseguir entradas
para los conciertos de Barcelona?
opción A: números de teléfono,
tal vez entidades bancarias
opción B: ¿qué hay ... de un par
(o tres) en taquilla?, por la cara...
(y por ahorrarnos un viaaje)...
a reembolsar in situ por supuesto;
bueno colega, lo dicho...
Que pasen un buen día,
y ... por las gracias anticipadas
les dejamos en muy buena compañía:


http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=661995&idseccio_PK=1013

Liedchen dijo...

Recuerdos de un verano gaditano, paseos, espectacular...

Un abrazo!

Y hasta el 28

Maria Coca dijo...

Eso es vida y lo demás está de más. Pero qué bien te lo montas!

krikri dijo...

Qué bien suena ese periplo, y el mar. Si el viento y el agua, como allí, hasta aquí llegaran, otras constelaciones pudieran observarse.
Y otra vez, bon viatge!
'A força de nits
m'estimo la vida ,
invento les albes ,
envejo el nou dia
I mentre, aprenc...' (Lluis Llach)