viernes, 29 de mayo de 2009

La vida que no se juega el poeta.

(Israel Lancho, en Las Ventas, 27/5/2009)

La vida que no se juega el poeta.

Que se lo digan a Ignacio Sánchez Mejías.

Salud!

P.D.:Aunque claro es que sigue siendo más peligroso, con menos empaque, ser albañil.

6 comentarios:

krikri dijo...

Cuánta sangre sin sentido ¿Qué busca demostrar el hombre al enfrentar su breve fuerza (apoyada de artilugios externos)contra la fuerza del instinto? No entiendo nada, tanto artificio para el dolor. Yo estoy del lado del andamio, del que necesita para vivir; para resistir ¿qué hacer?

Hache dijo...

Krikri, completamente de acuerdo.
Además, es como si un soldado se queja de que en una guerra hay muertos...va en el sueldo ¿no? Pues eso.
Y a un tal Federico García Lorca creo que escribir le costó la vida...
Salud!

H.

Rebiroca dijo...

Para mi un poeta es un artista.

La tortura,
ni arte ni cultura.

Un Saludo

Anónimo dijo...

Esta espiral debe ser inhumana... solo veo a un toro agonizando.

Yllari Chaska dijo...

Esto de los toros en un síntoma más de la ceguera e insensibilidad que promueve la sociedad actual. Es lo que pasa cuando el ser humano se siente dueño de la Tierra y los seres que habitan en ella, cuando en realidad somos parte de ella y tendríamos que reaprender a respetarla y agradecerle. El dolor de una muerte cruel, innecesaria y además celebrada por muchos, es una herida que averguenza... y no solo las muertes públicas si no también las que no queremos ver.... A fin de cuentas, si no buscamos vivir respetando la vida con amor, armonía y alegría ¿qué nos hace ser "seres humanos"?

krikri dijo...

Ian Gibson en su libro "Vida, pasión y muerte de Federico García Lorca":

'...El 19 de mayo (1929) el ayuntamiento de Fuente Vaqueros, orgulloso de su poeta, le ofrece un multitudinario banquete...Contestando al discurso del alcalde, Lorca propone la creación en Fuente Vaqueros de una biblioteca popular y elogia la fuente del pueblo, símbolo de diálogo, convivencia y entendimiento:"El pueblo sin fuente es cerrado, como obscurecido, y cada casa es un mundo cerrado que se defiende del vecino. Fuente se llama este pueblo. Fuente que tiene su corazón en la fuente del agua bienhechora"

Y acercándose a la muerte del poeta, dice Ian Gibson:

'A unos pasos del lugar del asesinato se encuentra el manantial conocido como Fuente Grande. Los árabes granadinos, intrigados por las burbujas que suben sin parar a su superficie, la llamaron Ainadamar (Fuente de las Lágrimas)...Resulta apropiado que la Fuente Grande, cantada hace siglos por los árabes, siga manando sus lágrimas cerca del lugar donde los fascistas mataron al más excelso de los poetas granadinos...'

Yo hubiera deseado al menos ser madre, hija o hermana del poeta. Corazón que palpita y se estremece con su voz, lúcida y apasionada.